La cocina, un mundo

-de María N. Vinariés –

No coincidimos mucho. En la cocina, a veces. Al mediodía, después del trabajo, me encuentro con Anahí. A veces nos acompañamos, mientras una de las dos almuerza.

Y por la noche con la Mexi, antes de irme a dormir, hablamos de alguna cosita y nos ponemos un poco al día. Anahí tiene treinta, la Mexi cuarenta y algo; y yo, con cincuenta y varios, recién cumplidos.

Estoy en la sala escribiendo. Son las dos de la tarde y la Mexi con el pantalón del pijama en la cocina. Hoy hace home office. Camisa y saco de lana, de la cintura para arriba. Top por esto de las video llamadas.

Va y viene sin tomarse muy en serio la notebook y los mails que con un sonidito se van anunciando. Encontró un paquete de harina de maíz y anuncia arepas, mientras abre una lata de porotos negros y pone dos chiles en un platito aparte. Porque: “¡pican bien cabrón, manita!”. Esto lo digo yo, la Mexi no habla así.

Con mi amiga “Ese” sí hablo coloquial “Machote chilango”.  

Me escribe: “¿Qué onda, Cheita, te apetece encontrarnos a platicar? Emoticón: Monito tapándose los ojos. Contesto: “¡Síííí, che, dale, buenísimo!” Carita beso con corazón.

No sé de dónde saqué yo, que si repito la vocal denota entusiasmo. Lo que sea. Quedamos para cotorrear. Con “Ese”, sí hablamos bien “culero”, mezclamos todo. A ella le gusta el uso del “boludo” y a mí me encanta el “pinche güey”. Siempre hacemos lo mismo, uno o dos viernes al mes, nos juntamos en mi casa o en la suya, tipo siete de la tarde, hasta que nos apura el servicio de los trenes. Como a las once de la noche, sin accesorios, como el alcohol u otras hierbas (aquí, emoticón carita guiñando un ojo) nos empezamos a reír. Nos pasa siempre. Antes pensábamos que eran las chelas. Aunque, habiendo abandonado ese tipo de prácticas —digo el alcohol—, nos ataca igual la risa. No sé de qué nos reímos. ¡Oraleeé! ¡De pura felicidad, güey!

Volviendo a mi día con arepas, Anahí entra a la casa. La oigo desde la sala, los viernes llega más tarde.

—Fui a Framsen a mi curso de alemán —le cuenta a la Mexi que ahora está sentada digiriendo el cilantro y todos los mexicanismos que nos comimos.

Anahí tiene hambre, la pobre. Entro a la cocina.

—¡No le guardamos nada! ¡Qué truchas que somos! —le digo bajito a la Mexi.

Ella agrega: —¡es que era bien poquito! Tú lo viste.

Anahí no nos escucha, está en su habitación, fue a buscar algo. Yo vuelvo a la sala y ella a la cocina. Trae una lata, la compró de camino a la casa. La vacía en una olla, es una pasta naranja, un naranja cuestionable.

—¿Qué tal, tu día? —pregunta la Mexi. Ella nunca levanta la voz, ni cuando se enoja. La Mexi habla así en alemán también, muy pausada; su voz es una mezcla entre amabilidad, culpa y sacrificio. A mí a veces me dan ganas de abrazarla y decirle: “va a estar todo bien, vas a ver”. Aunque me esté hablando de economía.

Anahí contesta: —bien, por suerte. Todo tranqui.

Reargenta es Anahí. Habla con certeza e impostando, como todos los argentos. Eso dicen, los que no lo son. Obvio.

—Holaaaa! —digo, entrando a la escena. —¿Qué tal?, ¿todo bien? —pregunto.

—Sí, sí. Mirá lo que traje, ¡agarrá!

Sobre la mesa una bolsa de papas fritas, de las Bio, sin tanta sal y sin glutamato. Mi amiga la Uru me habla mucho del Glutamato y que Suecia ya consiguió prohibirlo, y que aquí, en Alemania, aún no han podido con el lobby de los alimentos.

A mí me gusta vivir con ellas, es más divertido que vivir con mis hijos (emoticón carita sonrojada).

2 comentarios sobre “La cocina, un mundo

  1. Divertido relato, con agudas observaciones y uso de expresiones y modismos de lo más variopinto, en un día de convivencia de mujeres de distinta nacionalidad . Me encantó lo “ muy argento” y la voz de la Mexi .

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s