Guerra fría

– de Carina Correa Bustos –

Estaba todo preparado.  No había quedado nada fuera de la planificación. Los planteos: todos revisados.

Llegaba el día, el encuentro. A las 18 en el bar frente al teatro El Círculo. Era una buena estrategia, quedaba cerca, con solo recorrer cinco cuadras volvía a estar a salvo en casa, tranquila y segura.  Allá fui, esperé. Sentada en la mesa del bar, sentí que había algo de acción táctica: llegar antes era de algún modo reconocer el terreno y anticiparme. No llegar a los apurones, ni dejarme arrastrar, mostrarme tranquila, nada de acometer a tontas y a locas.  Aquella tarde yo quería que todo saliese bien y que aquel encuentro fuese un verdadero éxito, pero si bien había un acuerdo marco, yo no estaba tan segura de poder respetarlo y trabajaba denodadamente para ello.

Cuando él llego, se mostró amistoso y se sentó confiado, es que entre ambos estaba ese marco en el que, yo creo, descansábamos.  Empezamos a conversar y cada uno expresó su postura. Yo había armado una barricada interna que me había prometido no pasar y en los primeros momentos logré respetarla maravillosamente.  Cuando hice el primer planteo de algún modo beligerante, él se puso a retaguardia y comenzó allí una primera cadencia de tiro, pero yo salí bastante airosa. Él continuó con su postura y trataba de convencerme de que estaba en lo cierto. Yo vislumbraba en sus argumentos una coacción frente a la que debía permanecer estoica manteniendo el comando —el mío, porque obviamente no ignoraba que él tenía el suyo—. Seguimos durante bastante tiempo así. Mi control táctico funcionaba a la perfección. De a ratos sentía que había copado el terreno, pero no quería ni por un segundo pecar de triunfalista. Sinceramente ahora que pienso a la distancia, tengo la convicción de que en ningún momento él logró debilitarme. Es claro que hubo una demarcación en la que yo no pude entrar, pero eso no impidió que me explayara y por momentos dominara la situación. También como parte de mi estrategia permití que de a ratos él tomara el mando operacional: solo fueron pequeños instantes donde yo volvía al campo minado empoderada. La conversación fue extensa y yo no podía soslayar que a ambos nos estaba ganado el cansancio. De todas maneras seguíamos ahí, yo a veces sitiada y otras lograba algún salvoconducto que me permitía retomar el asunto aliviada.

En algún momento los dos permitimos el cese de hostilidades, ya habíamos logrado algunas cosas, poner en claro otras y entonces quizás era el momento de empezar a saber cual era nuestro radio de acción y manejarnos dentro de él. Dejamos de lado algunos puntos y nos centramos en los procedimientos tácticos del final. El plan de contingencia no fue necesario y comenzó un breve tiempo de guerra fría que nos llevó al acuerdo. Yo por momentos había perdido el control y me di cuenta de eso por las personas que estaban en las otras mesas, pero como a mí la “opinión pública” no me interesaba en este asunto, no me afectó en nada, tampoco necesitaba un plebiscito, así que seguí adelante.

Con algún arma de apoyo que no recuerdo bien di el golpe final. Ya viendo que el enemigo estaba en inferioridad de condiciones empecé a dar tregua a los ataques. Di por finalizada la conversación dejando en claro mi postura y mis condiciones.

Salí del bar convencida de que toda yo era un gran vehículo blindado y que las balas no me habían rozado, ninguna. No sé cuánto pude haberlo dañado pero seguro él no había podido conmigo y eso me permitió regresar a casa tranquila. Zona desmilitarizada era la calle y yo caminaba por ella regresando triunfante, el ultimátum fue firmado, no recuerdo otra sensación más placentera que aquella.

3 comentarios sobre “Guerra fría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s